VIDEO | Georgia y Armenia | #4

Cuarto episodio donde nos adentramos de lleno en el Cáucaso. Georgia nos sorprende por sus increíbles montañas, su capital Tiblisi y su gente excepcional.
Armenia lo incluimos durante el viaje tres ver que no necesitábamos visado para entrar y conocidos nos aconsejaron no perdérnoslo. Qué razón, sus enormes prados verdes junto con un toque auténtico de hospitalidad nos cautivó. Vimos la región de Nagorno-Karabaj y llegamos hasta la frontera sud con Irán.

 

Anuncios

VIDEO | Bulgaria y Rumania | #3

Salimos ahora si de Europa tras dejar atrás Bulgaria. Físicamente dicen que Europa acaba cuando cruzas el Bósforo, así que tras cruzarlo, Turquía nos sorprende inmensamente con su gente, costumbres y sobretodo su comida. Nos desviamos de la ruta por el mar negro para ir hacia el sud y ver Pamukale y Capadocia. Estuvimos acertados ya que son uno de los enclaves más asombrosos que hemos visto nunca.

VIDEO | Desde Eslovenia hasta Rumania | #2

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Segunda capítulo de la película del viaje donde esta vez reanudamos el viaje desde la capital de Eslovenia y nos adentramos de lleno en los Balcanes. Multitud de pequeños países con muchas diferencias pero con una misma similitud; la hospitalidad nos sigue.

Que lo disfruteis 😉

La siberia profunda, motoclubs y el Vodka; Rusia. Parte III

123.134.14.245678.1891011.1111213.113.213.313141516.1161718.11819202122232425262728

Volvemos para la madre patria por tercera vez y las ganas son muchas. Nuestra primera entrada en territorio ex soviético no fue de todo buena tras problemas con la policía corrupta en Grozny; sin embargo la segunda entrada por Altai fue de los mejores momentos del viaje; recuperándonos de las barrigas, gasolina buena, bancos, supermercados etc.. Esta vez queríamos que fuera como la anterior vez en territorio Ruso y no nos defraudo en absoluto.

Tras salir por la frontera del norte de Ulan Bator hacia Ulan Ude, nos esperan unos 40 kilómetros de obras en la calzada que entorpecen un poco nuestra llegada a Ulan Ude. Los paisajes cambian drásticamente otra vez coloroandolo todo de verde.

Llegados a esta meridiano tan al este, cambiamos nuestro método de alojamiento, abandonamos las tiendas de campaña por recomendación de varios viajeros y pasamos a dormir de Moto-club en Moto-club. Osos salvajes sueltos y una especie de problemática con los residentes y el alcohol nos obligan casi a ello.

Estamos hablando que des de Ulan Ude o Lago Baikal hasta nuestra destino casi final; Vladivostock, nos separaban 3,500 kilómetros de tundra absoluta con algunas ciudades grandes entre medio. Estas son por orden de ruta: Ulan Ude, Chita, Mogocha, Belogorsk, Khavarosk y Vladivostock.
Cada una de ellas, posee uno o varios moto-clubs donde ellos te acogen encantados, se cena normalmente en grupo y luego se saca la guitarra y el vodka. Parece que es un tema cultural, habrá que preparar el hígado !!!

Llegamos al atardecer en el moto-club de Ulan Ude con muchísima calor, 43 grados al sol. Aparcamos las motos dentro del local, vamos a comprar Mantis y cerveza con uno de ellos y hacemos la noche cantando, viendo fotos y sobretodo bebiendo vodka como locos.
Al día siguiente nos despertamos por la calor asfixiante y decidimos visitar el lago Baikal y acampar una noche a sus orillas. Dicho y echo tras 80 kilómetros llegamos, cocinamos y a dormir no sin antes ver una foca autóctona a la orilla del lago.

Enfilamos al tercer día dirección Chita, pasando de largo de Ulan Ude y llegamos sobre las 18h tras una carretera buena pero con bastantes obras a su camino. Llegados al moto-club, muy al lado de la carretera principal, nos invitan a una boda al local del al lado y nos unimos. Bailamos con el padre, la madre y abuelos, nos atiborran de comida y al acabar vamos al moto-club otra vez puerta con puerta y empieza la fiesta allí. Sacan mas comida, cervezas, vodka, cosas para fumar muy raras y escopetas del ejercito soviético de la segunda guerra mundial. Si, escopetas pero es que ademas nos enseña el cuarto secreto y hay de todo, granadas, chaquetas, botas, cascos..todo esto de la segunda guerra mundial.

Después del almuerzo, me regalan unos guantes ya que los míos los perdí, y ponemos rumbo Mogocha, esta mas pequeña pero según fuentes, de las mas peligrosas de Siberia. Directos al Moto club donde nos encontramos dos amigos rusos que nos encontramos en Mongolia y que iban para Magadan y un motorista de Corea del sud que iba hacia Portugal. No hay sitio para todos pero como aquí somos motoristas de verdad, hacemos un hueco para todo el mundo y así podemos dormir los 5 con las motos guardadas bajo nuestro. De las mejores noches por la compañia agradable que nos brindaron, volvería a repetir ahora mismo.

Salimos muy temprano ya que la jornada de hoy es de mas de 1,500 donde muy a nuestro pesar no lograremos. Tras visitar la tumba donde dos compañeros moteros perdieron la vida por un altercado con unos criminales, ponemos rumbo Khabarovsk pero una tormenta nos obliga a acortar el recorrido. Buscamos hoteles, parece que no hay, sitios para la tienda pero llueve; así que vimos un cuartel de bomberos y decidimos preguntar en él. Estos aceptan de inmediato y nos dejan dormir dentro con el saco, una ducha, nos preparan sopa de fideos con hígado de algún animal y sacan el vodka. Mientras todo esto pasaba, me arreglaron el guardabarros delantero de la moto que se rompió en Georgia.
Con importante resaca ese día, ponemos hoy si rumbo al Moto-club de Khabarovsk. Carretera sin problema alguno, llegamos, ducha, supermercado y a dormir tranquilos ya que aquí no había gente local. Se duerme en un container de mercancías de barco vacío y las camas no son precisamente de las mejores en cuanto a poder dormir mas de 2 horas seguidas.

Salimos temprano de Khabarovsk para llegar a nuestro ultimo destino de Rusia y del continente antes de saltar por el pacifico. De camino, en una gasolinera, encontramos un Hummer y el propietario, resultaba ser el jefecillo de los Iron Angels de Vladivostock. Inmediatamente nos envió sus coordenadas y directos. Allí pudimos estar 3 días preparando los billetes de avión para continuar nuestro, viaje, visitando la ciudad, haciendo el tramite para enviar las motos etc.. Vladivostock es muy distinta a la mayoría de las ciudades de Rusia, edificios bajitos, coloreados y con un centro histórico.
Acordamos el precio del envío hacia Vancouver, limpiamos las motos y ponemos todas nuestras pertinencias en una mochila, las motos se van y nos quedamos solos. Cambio muy drástico en nuestras vidas después de estar 4 meses viajando !

¿Billete para marte? Ahórratelo y disfruta de Mongolia

Etiquetas

, , , , , , , ,

123456.1678.189101112.112.212.312.412131415161719202122232425262728313233343536.136.236.336.436.536.636.736.8363738394041.14142434445.1454648495051525354555657585960616263646566

Tashanta nos deja una pequeña muestra de como será Mongolia, de como hemos cambiado del verde de el Altai ruso al paisaje lunar de Mongolia. Tashanta es un pueblo aún Ruso pero que podría ser perfectamente mongol, si vais para Mongolia y tenéis que comprar algo: ya sea comida, agua, gasolina hacedlo en Kosh Agash donde hay de todo. En 2016 no hacia falta visado pero 2017 si, hace falta chequearlo con el consulado de Mongolia ubicado en Barcelona para saberlo, cambia bastante frecuentemente.

Para cruzar Mongolia hay básicamente tres formas de hacerlo:

– La primera y mas utilizada es la ruta sud donde casi un 50% esta asfaltado y lo otro pistas. Trafico de gente no muy frecuente pero mayor que las otras dos rutas. Consiste en: Tashanta, Ölgii, Khovd, Altai, Baiankhongor y Ulan Bator; con un total de 1,800 kilómetros de los cuales a fecha de hoy unos 800km están asfaltados.

– La segunda es la ruta del medio, dicen que la mas bonita pero trafico casi inexistente y abundantes bancos de arena. Consiste en: Tashanta, Ulaangom, Turuun, Bayantes, Khalban, Mörön, Bulgan y Ulan Bator.

– La tercera es la menos utilizada y en la que necesitas un buen vehículo 4×4 o camión. La ruta discurre sobre verdes praderas y numerosos lagos. En ella encontramos: Tashanta, Ölgii, Khvod, Altai, Uliastai, Tsetselerg, Kharkhorin y Ulan Bator. 1,973 kilómetros. 1.629 kilómetros.

Optamos por la ruta del medio, ver como discurren los primeros kilómetros hasta las grandes ciudades y ver si luego enlazar con la ruta del medio.

– De Tashanta a Ölgii no hay mucha dificultad, de hecho hay algún tramo de asfalto lo otro sigue siendo pista compacta con las olas provocadas por los amortiguadores de los vehículos. Ölgii es ciudad grande y hay de todo, supermercados, bancos y fue allí donde compramos una tarjeta sim para el móvil que sirve para toda Mongolia con internet; claro si la cobertura te llegaba. Ya digo que la cobertura fuera de las ciudades no llega. 121 kilómetros.

– De Ölgii a Khvod medio tramo esta asfaltado y la otra mitad no. Posiblemente de los peores tramos de la ruta sud ya que el terreno es muy cambiante, ya no hay pista compacta y se convierte en una gincana saber que habrá 5 metros mas adelante. Mucho cuidado con los bancos de arena y agujeros, hay unos cuantos. Hay que subir un puerto de montaña sin ningún tipo de dificultad. 219 kilómetros.

– De Khvod a Altai 447 kilómetros separan estas dos ciudades donde solo salir de Khvod nos encontramos 200 km de asfalto impoluto, muy nuevo y negro. Después de allí llegar a Altai es un infierno de bancos de arena. El vehículo aquí padece bastante hay que ir con cuidado con los agujeros otra vez.

Aquí teníamos que decidir que ruta tomar hacia Ulan Bator, decidimos continuar la ruta del sud ya que vimos que llevábamos demasiado peso para los abundantes bancos de arena y todavía había que llegar a Magadan o Valdivostok.

– De Altai a Baiankongor etapa bastante larga con calor sofocante si es en los meses de junio, julio y agosto; se circula por desierto de piedras no de arena. Hay algunos kilómetros asfaltados a la salida de Altai. Mucho cuidado a la llegada a Baiankongor esta lleno de agujeros y de canalizaciones de agua sin tapar. Conocimos un chico alemán en Ulan Bator que se rompió su rodilla precisamente en uno de estos zanjares. 391 kilómetros entre estas dos ciudades.

– De Baiankongor a Ulan Bator ruta sin complicación alguna ya que todos los 640 kilómetros están asfaltados. Aquí fue el primer día que gozamos de conducir por Mongolia, con buen asfalto te puedes dedicar a observar el paisaje, fauna, gente, flora etc.

– De Ulan Bator a Altanbulag también todo asfaltado hasta llegar a la frontera con Rusia. Carretera mas verde pero sin demasiado atractivo. Cruzar Ulan Bator para llegar al Oasis Guesthouse (N 47’54,706′ E 106’58,875′) referencia para todos los viajeros es un autentico caos. Mas de 2 horas para cruzarla con moto y ciudad muy sucia. 351 kilómetros separan la capital de Mongolia con la frontera Rusa

Para que os hagáis una idea el 90% de la población de Mongolia reside en la capital y es el decimonoveno país mas grande del mundo y menos denso del mundo.

¡Si buscáis aventura este es vuestro país sin duda !

La región de Altai, Rusia. Parte II

Etiquetas

, , , , , , ,

DSC00859DSC00861DSC00863DSC00864DSC00865DSC00866DSC00867

La región de Altai nos da un respiro de naturaleza verde por todo lo alto, y es que tras contactar mediante Couchsurfing tuvimos respuesta desde Barnaul y estuvimos más de 2 días visitando la ciudad, tomando cervezas, clubs moteros, barbacoa rusa y como no, tuvimos una típica sauna Rusa.

900 kilometros separan aproximadamente Novosibirsk (capital de Siberia) con Tashanta (ultimo pueblo antes de entrar en Mongolia) dónde podemos encontrar una de las faunas más impresionantes de todo el viaje y curiosamente donde no cotabamos con ello. La primera entrada en Rusia no fue del todo buena debido a los problemas de corrupción que tuvimos en Chechenia, pero tras pasar la región de Altai con sobretodo su gente, podemos afirmar que es de los paises que más nos ha gustado como nos han acogido

Volver a decir gracias suena a repetido pero muchas gracias otra vez a todos los que nos ayudasteis y acogisteis en Barnaul y Gorno-Altaisk. Kristina, Constantine, Sofia, Misha, Shabalina este post va dedicado especialmente por vosotros ¡!! Muchas gracias otra vez !!

Tayikistán, un respiro de 7.000 metros tras Uzbekistán.

DSC00799DSC00802DSC00804DSC00807DSC00811DSC00820DSC00837DSC00843DSC00844

IMPRESIONANTE es el adjetivo más elocuente para poder describir este país. Vuelven las señales viales en las carreteras y, sobre todo, vuelve lo verde. Volvemos a estar alrededor de los 20 ºC, las motos están aún pasando factura tras los baches de Uzbekistán, MasterCard y Visa funcionan, vuelven las curvas y sobretodo vuelven las gasolineras con gasolina….

Dushambé, la capital, es el enclave central de donde salen todas las carreteras y alternativas para viajar a través del país, tras realizar el GBAO (Permiso para poder utilizar la Pamir Road) nos disponemos, tras más arroz hervido, a llegar hasta ella y entrar a posteriori en Kirguistán. A medida que vamos realizando parte de la Pamir, nos encontramos dos ríos muy caudalosos y tras 180km nos encontramos un puente derrumbado por las fuertes lluvias de la pasada semana. Tocaba realizar un rodeo de más de 600 km y ver posibles averias en las motos tras haberse inundado en los ríos.

Tras realizar el anterior rodeo, nos disponemos a entrar en Kirguistán por la frontera de Isafara, pequeña al parecer la única internacional entre estos dos países.

La conducción aquí asombra negativamente, pero lo contrarrestan los magníficos paisajes verdes. Kirguistán.

 

La conducción en Kirguistán no es nada fácil, la gente conduce muy mal e incluso tenemos un par de toques con otros coches. Incluso susto mañanero tras ver en directo un accidente a 50 metros de nuestras tiendas de campaña, donde por suerte todos salieron ilesos, aunque el vehículo en cuestión bajó por un desnivel de más de 30 metros.

Vamos dirección a Osh, casi la segunda ciudad más grande después de Biskek, donde tenemos las coordenadas de un sitio donde podemos reparar nuestras motos, kit de transmisión, cambio de aceites, filtros etc… Toca hacer la revisión de los 15.000km. Muztoo es el sitio en cuestión, donde Patrick, que es el encargado ,te facilita mucho los recambios, cámaras de repuesto etc.

Tras volver a estar 3 días comiendo arroz hervido, parece que hay una mejora en nuestros estómagos. Y es que sí, Uzbekistán ya lo hemos dejado muy atrás. Enfilamos ruta norte pasando por Jalal-Abad y dirección lago Issik Kul y Son Kul.

Empiezan los paisajes verdes, parecidos a Escocia pero con montañas súper altas de más de 3.000 metros, con el permiso del Monte Lenin de más de 7.000 metros que deja la boca abierta a cualquiera.